top of page

¿Qué hace un religioso chileno en el coliseo romano?

Actualizado: 3 jun

Me encuentro viviendo en Italia, cuna de la Congregación Pequeña Obra de la Divina Providencia, ya hace más de un año y medio y en donde estudio, desde esa fecha, teología en la Universidad Salesiana. Inmerso en una comunidad religiosa, Instituto teológico Don Orione, que alberga 12 nacionalidades distintas, he podido proseguir mi formación religiosa, experimentando, por tanto, el carisma “sin fronteras” del fundador.


En el mes de mayo, particularmente orionista, en el que recordamos los 20 años de la canonización de San Luis Orione, esta dimensión de universalidad, diversidad, e interculturalidad he podido vivirla de mas cerca. A fines de abril hasta el 8 de mayo, hemos acogido a nuestros religiosos y teólogos de Polonia, quienes ya el año pasado nos acogieron a nosotros en su país, y donde este año pudimos nuevamente intercambiar costumbres, experiencias y reforzar nuestros lazos de fraternidad, lo cual enriquece mi visión del mundo y refuerza la idea de que el mensaje de Don Orione no se limita a un solo lugar o cultura.


Como religioso en formación, cada año debemos renovar nuestros votos de pobreza, castidad y obediencia, y así como yo lo realizo el 8 de septiembre, hemos experimentado como comunidad el renuevo de votos de 7 compañeros de camino, estas instancias siempre son motivo de celebración y de enriquecer nuestro propio sí. A esta fiesta carismática se sumó otro encuentro fraterno y recreativo con el teológico de la congregación de los Salesianos, que además de ser nuestros compañeros de universidad, son considerados nuestros “primos”, cuyo lazo se estrechan por la gran cercanía que tuvieron en vida Don Bosco y Don Orione.


Al igual que nosotros, ellos siendo 60 jóvenes, experimentan la diversidad de naciones (26) y que juntos hemos reforzado este sentido de familia universal que promueven nuestras congregaciones con juegos y una buena “pizzata”, esta última, en este tiempo se ha convertido una de mis especialidades.


La semana de Don Orione ha cobrado un significado especial este año, conmemorando los 20 años de la canonización del fundador. Junto a la familia rogacionista, hemos recordado con alegría y emoción el día en que Don Orione y Aníbal María de Francia, dos santos amigos en vida fueron elevados a los altares.


El 16 de mayo, la celebración continuó en la parroquia de Ognissanti, en Roma, fundada por el propio Don Orione y en la que cada domingo y martes desempeño mi servicio pastoral. Hemos recorrido las calles del sector con la reliquia de la Sangre del fundador y con gran parte de las banderas donde el carisma orionista se encuentra, además hemos vivido la misa y hemos compartido una once juntos como familia carismática.


Con profundo afecto a la comunidad orionista chilena y de todo el mundo,


Atte,

Sebastián Vega fdp.



162 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page